69% de los millennials consideran quedarse en su trabajo 3 años más.

Los días en los que una persona pasaba su vida en la misma empresa han terminado, o al menos eso es lo que se cree comunmente.

La lealtad y el mantener una rotación laboral baja es una de las principales preocupaciones de las empresas actuales. En todo el mundo la llegada de la generación millennial y ahora centennial ha puesto en duda muchas de las cosas que se creían dominadas, pero, aunque distintos en su forma de pensar, estudios y encuestas han demostrado que estas generaciones no son tan irresponsables o inestables como suele decirse, sino que sus motivaciones centrales son las mismas que las de generaciones anteriores: Un salario justo que vaya con los resultados y la oportunidad de crecer laboralmente.

El mito de los millennials abandonando espacios de trabajo es un ciclo vicioso, la empresa no confía en sus trabajadores ni invierte en su crecimiento, al mismo tiempo el trabajador se frustra y decide buscar nuevas oportunidades.

De acuerdo a la encuesta Deloitte, hecha a millennials de manera global, 2/3 prefieren un trabajo y salario fijo a ser freelance. Al preguntarles cuánto esperaban durar en su trabajo, 68% contestó que al menos tres años, sólo 16% dijo que un año o menos.

En lo que se diferencian los millennials de otras generaciones es en la diversidad de beneficios que los hacen escoger –o quedarse- en un trabajo. Para el 69% de los millennials, el esquema de trabajo de flexible es una opción a la que le dan mucha importancia, pero no simplemente por los beneficios personales de control (y balance) de tiempo, sino que se ha relacionado con la mejora del perfomance laboral y en la creación de un lazo de confianza entre empleado y jefe, mismo que crea lealtad.

Que las empresas tomen responsabilidad en sus políticas por el bienestar personal, la salud y felicidad de sus empleados son las que muestran menores niveles de rotación. El proporcionar a los empleados capacitación y retroalimentación en los primeros días y dar espacio a que pueda proponer y ser escuchado son muestras que una persona puede desarrollarse en un lugar y ser parte de su crecimiento.

La responsabilidad social es un factor importante también al momento de elegir un empleo. Muchos millennials se sienten incapaces de hacer un cambio importante en su ambiente, pero sienten que pueden hacerlo a través de las organizaciones donde trabajan.

Los espacios juegan un rol vital en proporcionar un ambiente de trabajo que motive a los colaboradores. Los espacios modulares de trabajo, que permitan la flexibilidad de los espacios e inviten a la creatividad.
Proporcionar espacios verdes y mejor aún, tecnologías verdes, de ahorro de agua, electricidad y recursos ayudan no sólo a la imagen de la compañía, sino al bienestar general y a aumentar los niveles de satisfacción de quienes trabajan ahí.

Cuidando estos factores, ofreciendo un espacio que invite a los colaboradores a crecer y en donde sus ideas sean escuchadas ayudará a formar colaboradores leales y comprometidos con su lugar de trabajo.

Fuente: https://www2.deloitte.com/global/en/pages/about-deloitte/articles/millennial-survey-freelance-flexibility.html#trust

Regresar